Preguntas frecuentes en materia laboral

Trabajadores

  1. ¿Qué duración tiene un contrato de obra o servicio determinado

    Estos contratos no pueden tener una duración superior a tres años, prorrogables por doce meses mediante convenio colectivo. Una vez transcurrido ese plazo el trabajador adquirirá la condición de trabajador fijo de la empresa, sucediendo lo mismo en caso de sucesión o subrogación empresarial.

  2. ¿Cuántos contratos pueden sucederse con el mismo empresario en la misma empresa?

    Todo contrato temporal debe estar debidamente justificado en una necesidad de la empresa que sea igualmente temporal, de modo que el citado contrato, en virtud de cual sea la necesidad empresarial, deberá adoptar una de las formas establecidas en el artículo 15.1 del Estatuto de los Trabajadores (por obra o servicio determinado, eventual por circunstancias de la producción, de interinidad....). Debe atenderse igualmente al contenido de los Convenios Colectivos que pueden haber establecido los puestos de trabajo que pueden cubrirse mediante este tipo de contrataciones, circunstancias que deban concurrir y duración de los mismos. En el caso de que una vez extinguido un contrato temporal vuelva a surgir o se mantenga efectivamente la necesidad de contratación temporal podrá otorgarse un nuevo contrato de esta naturaleza pero, si las necesidades que pretenden cubrirse mediante la contratación temporal, son en realidad necesidades permanentes de la empresa los tribunales podrán considerar la existencia de un fraude al Ordenamiento Jurídico y presumir la existencia de un contrato indefinido con el trabajador.
    En virtud del art. 15 del ET adquirirá la condición de trabajador fijo el que haya estado contratado más de 24 meses en un plazo de 30 meses, con o sin solución de continuidad, para el mismo puesto de trabajo y en la misma empresa mediante dos o más contratos de trabajo temporales. Esto no resulta aplicable en el caso de contratos formativos, de relevo y de interinidad.

  3. ¿Qué es el periodo de prueba?
    El período de prueba supone un pacto entre la empresa y el trabajador alcanzado por escrito por el cual, durante su vigencia, cualquiera de las partes puede poner fin a la relación laboral sin necesidad de que exista preaviso ni indemnización alguna. Este pacto tiene como finalidad que se realicen las experiencias a que se hayan comprometido las partes y que constituyan el objeto de prueba a fin de determinar la voluntad de continuar posteriormente con la relación laboral.
    En defecto de pacto en convenio, la duración del período de prueba no podrá exceder de seis meses para los técnicos titulados, ni de dos meses para los demás trabajadores. En las empresas de menos de veinticinco trabajadores el período de prueba no podrá exceder de tres meses para los trabajadores que no sean técnicos titulados.
    En el supuesto de los contratos temporales de duración determinada por tiempo no superior a seis meses, el periodo de prueba no podrá exceder de un mes, salvo que se disponga otra cosa en convenio colectivo.
    No es posible pactar un período de prueba cuando el trabajador ya haya desempeñado las mismas funciones en la empresa bajo cualquier modalidad de contrato.
    Durante la vigencia del período de prueba el trabajador tendrá los derechos y obligaciones que correspondan al puesto que esté desarrollando, como si fuera de plantilla, salvo lo dicho respecto de la extinción de la relación laboral. Si una vez terminado el período de prueba ninguna de las partes hubiera desistido del mismo, el contrato de trabajo surtirá plenos efectos computándose para la antigüedad en la empresa los servicios ya prestados.
  4. Me han echado del trabajo y me deben dinero . ¿Qué debo hacer?
    En primer lugar hay que precisar que el despido debe comunicarse por escrito al trabajador, haciendo constar la causa o hechos que lo motivan y la fecha de efectos. Dicha comunicación se acompañará de la propuesta del documento de liquidación de las cantidades adeudadas (finiquito) y, en caso de que se trate de despido por causas objetivas, deberá además ponerse a disposición del trabajador la indemnización correspondiente.
    Mientras no se entregue la carta de despido el trabajador debe acudir a su puesto de trabajo para que la empresa no pueda alegar abandono del puesto de trabajo.
    La decisión del empresario debe ser impugnada ante el Juzgado de lo Social, previo intento de conciliación, mediante la presentación de la oportuna demanda.
    En la demanda, además de instar la declaración de improcedencia (o nulidad) del despido, deberá reclamar TODAS las cantidades salariales debidas (salario base, complementos, pagas extraordinarias, horas extraordinarias, etc.). Si el trabajador ha estado sin dar de alta en la Seguridad Social durante algún periodo de la relación laboral, deberá hacerlo constar también en la demanda para que dicho periodo pueda serle reconocido por sentencia.
    La demanda ante la Jurisdicción Social ha de interponerse en el plazo de 20 días hábiles siguientes a aquél en que se hubiera producido el despido (la fecha que conste en la carta o la fecha en que de hecho se ha producido cuando no se ha comunicado por escrito).

  5. ¿Cuál es la edad exigida para la jubilación?
    La edad de acceso a la pensión de jubilación depende de la edad del interesado y de las cotizaciones acumuladas a lo largo de su vida laboral.
    Las edades de jubilación y los períodos de cotización se aplicarán de forma gradual hasta el 2027.
    La edad mínima puede ser rebajada o anticipada, sólo para trabajadores en alta o en situación asimilada a la de alta, en determinados supuestos especiales.

  6. ¿Se puede jubilar una persona que está inscrita como demandante de empleo, pero no tiene 2 años de cotización dentro de los últimos 15?
    Si accede a la pensión desde una situación asimilada a la de alta sin obligación de cotizar, (por ejemplo, está en paro involuntario con demanda de empleo ininterrumpida desde que finalizó la prestación por desempleo), el período específico de cotización de 2 años deberá estar comprendido dentro de los últimos 15 anteriores a la fecha en que cesó la obligación de cotizar (finalización de la prestación por desempleo).

  7. ¿Es posible jubilarse con una edad inferior a la reglamentaria sin la aplicación de coeficientes reductores?
    Sí, en determinados supuestos con regulación específica como son determinados artistas y profesionales taurinos.
    Tampoco se aplicarán coeficientes reductores en aquellos casos en que, por aplicación de bonificaciones por trabajos penosos o por minusvalía, se alcancen los años ficticios reglamentarios.
     
  8. ¿Puede jubilarse anticipadamente el trabajador que ha cesado voluntariamente en el trabajo?
    Si el trabajador "tiene la condición de mutualista", sí podría jubilarse a partir de los 60 años siempre que cumpla los requisitos exigidos.
    Si el trabajador "no tiene la condición de mutualista" y el cese en el último trabajo se produce por la libre voluntad del trabajador, podría jubilarse a una edad inferior a dos años, como máximo, a la edad que reglamentariamente le sería de aplicación, siempre que alcance el resto de requisitos exigidos.
     

  9. ¿Qué porcentaje de pensión me corresponde según las cotizaciones?
    El porcentaje aplicable a la base reguladora para el cálculo de la pensión, es variable en función de los años de cotización a la Seguridad Social, aplicándose una escala que comienza con el 50% a los 15 años, aumentando a partir del decimosexto año un 0,19% por cada mes adicional de cotización, entre los meses 1 y 248, y un 0,18% los que rebasen el mes 248, sin que el porcentaje aplicable a la base reguladora supere el 100%, salvo en los casos en que se acceda a la pensión con una edad superior a la que resulte de aplicación.
    Hasta el 2027, la aplicación de estos porcentajes se realiza de forma gradual y paulatina.
     

  10. ¿Puedo trabajar si estoy jubilado?
    La regla general es que el disfrute de la pensión es incompatible con la realización de trabajos por cuenta ajena/propia o con la realización de actividades para las Administraciones Públicas.
    Como excepciones a dicha incompatibilidad, la pensión de jubilación será compatible con la realización de:
    Trabajos a tiempo parcial en los términos establecidos para la modalidad de la jubilación flexible. El importe de la pensión de jubilación se reducirá en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo.
    Trabajos por cuenta propia, cuyos ingresos anuales totales no superen el salario mínimo interprofesional (SMI), en cómputo anual.
    Cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista, siempre que se haya accedido a la pensión a la edad reglamentaria (sin bonificaciones o anticipaciones de la edad) y el porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión alcance el 100%. Como norma general, la cuantía de la pensión será equivalente al 50% del importe de la pensión.
    En cualquier caso, el pensionista deberá comunicar a la entidad gestora que va a iniciar la actividad laboral.
     

  11. Si cotizo al régimen general y al de autónomos, ¿puedo tener derecho a dos pensiones de jubilación?
    Puede tener derecho a dos pensiones, siempre que cumpla los requisitos exigidos por separado en cada régimen. Si no está en situación de alta o asimilada en alguno de dichos regímenes en el momento de la jubilación, será necesario que las cotizaciones acreditadas en cada uno de ellos se superpongan, al menos, durante 15 años.
    En el supuesto de que no cause pensión en uno de los regímenes, las bases de cotización acreditadas en este último podrán ser acumuladas a las del régimen en que se cause derecho, exclusivamente para determinar la base reguladora, sin que la suma de las bases pueda exceder del límite máximo de cotización vigente en cada momento.
     

  12. Me fui de un trabajo voluntariamente, ¿cuánto tiempo tengo que estar en uno nuevo para poder cobrar prestación?
    El sistema de prestaciones por desempleo protege a aquellos trabajadores que quieren y pueden trabajar pero carecen de empleo. Si el cese en la empresa es voluntario no estará en situación legal de desempleo y, en consecuencia, no cumplirá uno de los requisitos para acceder a la protección por desempleo.
    Si trabaja en una nueva empresa y le cesan por no superar el periodo de prueba a instancia del empresario y no han transcurrido más de tres meses entre el cese voluntario en la empresa anterior y el cese por no superar el período de prueba, tampoco tendrá derecho a una prestación por desempleo.
    Si esta relación laboral finaliza por no superar el periodo de prueba a instancia del empresario, pero han transcurrido más de tres meses desde la baja voluntaria, sí tendrá derecho a una prestación por desempleo.
    No obstante, se suele realizar un análisis concreto de cada caso para determinar si hay indicios que permitan establecer de manera fundada la presunción de fraude de ley en la última contratación, por si se pretende acceder a la prestación por desempleo de forma indebida.
     

  13. ¿Se puede cobrar subsidio por desempleo sin tener cargas familiares?
    Sí, existen algunas modalidades de subsidio por desempleo que se pueden percibir sin tener cargas familiares. Se trata de los subsidios previstos para los siguientes colectivos:
    - Desempleados mayores de 45 años que hayan agotado una prestación contributiva.
    - Desempleados mayores de 55 años que cumplan todos los requisitos, salvo la edad, para acceder a pensión de jubilación.
    - Trabajadores que hayan cotizado entre 180 y 359 días.
    - Desempleados que hayan sido declarados plenamente capaces o inválidos parciales como consecuencia de la revisión de su pensión de invalidez.
    - Desempleados liberados de prisión.
    - Trabajadores emigrantes retornados.

    Para poder beneficiarse del subsidio por desempleo debe cumplir los siguientes requisitos:
    - Carecer de rentas a título individual superiores en cómputo mensual al 75 % del salario mínimo interprofesional vigente, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias (cuantías para este año).
    - Estar desempleado
    - Estar inscrito como demandante de empleo, suscribir el compromiso de actividad y no haber rechazado oferta de empleo adecuada ni haberse negado a participar en acciones de formación, promoción o reconversión profesional.

  14. Nunca he trabajado, pero estoy buscando empleo. ¿Tengo derecho a alguna ayuda económica de desempleo?
    El sistema español de prestaciones por desempleo protege a los trabajadores que han perdido el empleo por causas ajenas a su voluntad, para tratar de paliar las dificultades que se producen por la pérdida del salario.
    Además protege mediante la percepción del subsidio por desempleo, siempre que reúnan el resto de requisitos que legalmente se exigen, a aquellos trabajadores que, aunque no hubieran trabajado anteriormente en España, estén en alguna de las siguientes situaciones:
    - Ser liberado de un centro penitenciario.
    - Ser emigrante que regresa a España.
    - Perder una pensión de incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez por mejorar su estado de salud.

    Si no tuviera derecho al subsidio podrá ser beneficiario del Programa de Renta Activa de Inserción, siempre que reúna los requisitos legalmente establecidos para acceder al mismo.

Empresas / Empleadores

  1. En el caso de un trabajador que presta servicios por horas en varios hogares ¿debe tener tantos contratos como casas en las que trabaja?
    Sí. Si el trabajador acude habitualmente a un hogar, aunque sea durante un número pequeño de horas a la semana, el contrato sería indefinido y habrá tantas relaciones laborales como hogares en los que presta sus servicios. Cada una de ellas es independiente de las otras, aunque esta circunstancia tiene relevancia en materia de cotización a la Seguridad Social.

  2. ¿Hay que comunicar el contrato con el empleado de hogar a algún organismo público?
    Cuando el contrato de trabajo se realice por escrito, debe acompañarse copia del mismo a la comunicación del alta del trabajador ante la Tesorería General de la Seguridad Social. Luego, la Tesorería General de la Seguridad Social comunicará el contenido de los contratos al servicio público de empleo competente.
    La norma también establece que los empleadores dispondrán de un año, a contar desde 1/1/2012, para formalizar por escrito los contratos de trabajo vigentes a dicha fecha que, como consecuencia de la nueva regulación, deban celebrarse por escrito. Igual plazo tendrán para adecuarse a la obligación de informar al empleado de hogar sobre los elementos esenciales del contrato de trabajo.
     

  3. ¿Se puede concertar un período de prueba en un contrato para empleados/as de hogar?
    Sí. El periodo de prueba debe concertarse por escrito, no pudiendo exceder de dos meses. Durante el mismo, las dos partes del contrato están obligados a prestar los servicios el trabajador y a su remuneración el empleador, con la peculiaridad de la posibilidad de resolución del contrato por cualquiera de las partes, sin necesidad de alegar causa o motivo alguno, pudiendo pactar, asimismo un periodo de preaviso, que no podrá exceder de siete días naturales.
     

  4. ¿Qué salario debe garantizarse al empleada/o de hogar?
    El salario será el acordado por el empleador y el empleado, garantizando siempre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en cómputo anual en proporción a la jornada de trabajo realizada. El SMI siempre ha de pagarse en dinero, sin que puedan practicarse descuentos por las prestaciones en especie que supongan que el importe del salario en dinero sea inferior a dicho SMI.
     

  5. ¿Cuánto hay que pagar en concepto de pagas extraordinarias en la relación laboral de empleadas/os de hogar?
    El trabajador que trabaje a jornada completa o a tiempo parcial tiene derecho a percibir dos pagas extraordinarias en la cuantía que se acuerde entre las partes. La cuantía de las pagas extraordinarias ha de ser suficiente para garantizar la percepción del SMI (en dinero) en cómputo anual en proporción a la jornada de trabajo.
    Por tanto, siempre que quede garantizada la percepción de la cuantía del SMI en cómputo anual, la cuantía de las pagas extras es cuestión de acuerdo entre las partes.
     

  6. ¿Es obligatorio dar de alta en la Seguridad Social a todos/as los/as empleados/as de hogar?Según la nueva Ley de Trabajadoras del Hogar, es obligatorio regular a todo empleado doméstico que trabaje en el domicilio, aunque sea tan solo un par de horas a la semana. Dentro de este régimen obligatorio de regulación de empleados del hogar, no solo se contemplan los casos de las personas que trabajan como servicio doméstico o cuidadores, sino cualquier actividad que se desarrolle en el hogar, tal como jardinería, conducción de vehículos, cuidado de niños…
  7. ¿Cómo se efectuará el ingreso de las cuotas a la seguridad social en el régimen general de empleadas/os de hogar?

    El ingreso de las cuotas en el Sistema Especial de los Empleados de Hogar corresponde al empleador, a través de domiciliación bancaria. No deberá cumplimentar ningún boletín de cotización.

  8. ¿Quién es el responsable del pago de la cotización en el régimen general de empleadas/os si el trabajador/a está de baja?

    Desde el día en el que se inicia dicha situación hasta el octavo día, el empleador es responsable del ingreso tanto de su aportación como de la aportación del trabajador. A partir del día 9 el empleador deberá cotizar únicamente la aportación empresarial siendo responsable la entidad gestora o la entidad colaboradora del ingreso de la aportación del trabajador.