Campaña para el control de la población de palomas

Dentro del Programa de Control Integral de plagas, se está llevando a cabo una campaña para el control de la población de palomas en la zona de Pozuelo Estación. Dicha campaña comenzó el día 1 de octubre y finalizará el día 31 de diciembre.

Las palomas que encontramos en nuestra ciudad pertenecen principalmente a la especie Columba livia o "paloma bravía" y se caracterizan por ser unos animales perfectamente adaptados a vivir en un entorno urbano, dónde son capaces de encontrar fácilmente tanto el agua como el alimento que necesitan para sobrevivir. Estas características de adaptación son las que aseguran y garantizan a las palomas su "éxito" como especie habitante del medio urbano y asimismo, explican la potencialidad como plaga de las palomas urbanas.

Precisamente este "éxito" o facilidad de las palomas para sobrevivir y proliferar en el ámbito urbano puede ser, en ocasiones, causa de molestias para los ciudadanos e incluso en ciertos casos de distintos problemas relacionados con la salud pública. En este sentido, es muy importante tener en cuenta que la población de palomas está estrechamente relacionada con la existencia de comida, agua y refugios.

Por eso resulta de vital importancia contar con la colaboración ciudadana para reducir o eliminar todos estos factores de tipo ambiental que contribuyen a la proliferación excesiva de palomas en nuestra ciudad. Este es un asunto en el que todos debemos colaborar cumpliendo unas normas sencillas como es "NO ALIMENTAR A LAS PALOMAS", ni de modo expreso, ni de forma indirecta depositando o acumulando residuos alimentarios en terrazas, azoteas, balcones o vía pública, incluidos los parques.

Las palomas, en el medio urbano, disponen de suficientes recursos alimenticios y por tanto no necesitan que se les proporcione una alimentación suplementaria. Esta es una cuestión de capital importancia para conseguir controlar la población de palomas en la ciudad y por tanto las molestias asociadas a las mismas.