Ángeles González-Sinde, Ministra de Cultura: "Soy asidua a la programación cultural del Ayuntamiento de Pozuelo"

18848_2932932010131247.jpgDesde que se vino a vivir a Pozuelo de Alarcón en 1973 ya nunca se marchó de este municipio que conoce como la palma de su mano. Podríamos haberla entrevistado como directora de cine y como guionista, ya que por ambas facetas profesionales recibió sendos Premios Goya. La máxima responsable de la Cultura de nuestro país nos ha hecho un hueco en su apretadísima agenda y hoy es la protagonista de estas páginas.

Es usted la primera Ministra a la que entrevistamos en VIVE POZUELO. ¿Le hace ilusión aparecer en las páginas de la revista de la ciudad en la que vive?

Absolutamente. Uno quiere participar en la comunidad en la que vive. Es un orgullo. Además, piense que yo resido en Pozuelo desde niña, llegué en el 73, y ya mis abuelos veraneaban aquí en los años 50. Vivo en el mismo lugar donde tenían su hotelito de veraneo. Mi vínculo con Pozuelo es muy antiguo.

¿Ha cambiado mucho su manera de vivir en Pozuelo desde que es Ministra de Cultura?

Así es. Ya no puedo ir a nadar al Torreón con mi hija dos veces en semana, ni hacer recados cotidianos, ni disfrutar de sus tiendas y restaurantes. Me falta el tiempo. El trabajo en el Ministerio es muy absorbente y con horarios impredecibles. Echo mucho de menos hacer la compra en la galería comercial de El Carmen o comprar el pan a Candy, mi panadera de la Estación de toda la vida. Y tampoco me muevo ya en cercanías que es mi medio de transporte favorito.

¿Qué es lo que más le gusta de su tarea al frente del Ministerio?

La posibilidad de incidir en mejorar la cultura de nuestro país, en permitir un mayor acceso de los ciudadanos a la cultura. Quienes nos dedicamos a la creación tenemos claro que el principal objetivo es que nuestras películas, cuadros, novelas, canciones, etc., lleguen al público. El Ministerio está para facilitar ese derecho a la cultura, y en una sociedad que cambia tan rápido y donde la cultura se mueve a ritmo vertiginoso poder hacer esa labor de puente es fascinante.

¿Y lo que más sinsabores le provoca?

La vida política es dura. Dedicarse a ella requiere una vocación muy fuerte y también hacer muchas renuncias personales. Me descorazona ver cómo los ciudadanos se sienten alejados de la vida política y no valoran a sus representantes. Yo respeto mucho más a los políticos desde que trabajo entre ellos y creo que un conocimiento más profundo y real de su trabajo sería beneficioso para todos. La participación es fundamental para la salud de la democracia y debemos hacer un esfuerzo entre todos para cambiar esta tendencia y que los ciudadanos se sientan más partícipes.

Nos consta que recientemente estuvo viendo la actuación del ballet de Víctor Ullate en el Teatro MIRA. ¿Es asidua de la programación cultural que organiza el Ayuntamiento de Pozuelo?

Claro que soy asidua. La programación cultural es fundamental para el municipio y lo demuestra lo difícil que es conseguir entradas. También soy usuaria de la Biblioteca.

10684_293293201013130.jpgEn Pozuelo la responsable de Cultura también es una mujer. Salvando todas las diferencias, ¿cree que un Ministro encuentra más dificultades a la hora de gestionar que un Concejal?

Siempre me ha parecido que la política municipal tiene muchas ventajas respecto a un Ministerio. Al trabajar en una escala menor tienes más proximidad con el ciudadano y los resultados de tu trabajo son más inmediatos y visibles. Ser alcalde me parece un trabajo muy hermoso. Realmente puedes influir mucho en la vida de las personas.

Usted es madre de familia. ¿Considera que el Ayuntamiento de Pozuelo atiende las necesidades de la infancia como debe ser?

En este aspecto creo que hay carencias que se podrían reforzar. La oferta de clases tanto en deportes como actividades culturales o la de guarderías, es insuficiente para la enorme demanda que existe. Debemos hacer llegar más nuestras necesidades a los regidores para que sean atendidas.

Pozuelo destaca por su calidad de vida. Pero ¿qué cree que se podría mejorar en el municipio?

Los transportes públicos son para mí un punto central en el trabajo del municipio. Hay que reforzarlos y disuadir a quienes usan el coche. Quienes vivimos en La Estación llevamos años esperando que el Ayuntamiento construya un gran parking cerca de la Renfe. Eso también ayudaría a los comerciantes. La estación es una zona privilegiada que podría tener más desarrollo si la gente tuviera facilidades para acercarse a ella. El modelo de desarrollo urbanístico ha potenciado la construcción sobre otras prioridades. Hay saturación de coches en calles demasiado nuevas para ser tan estrechas. Pero de nuevo, los vecinos tenemos que participar más y exigir más. Muchas veces somos demasiado pasivos.

¿Nos podría desvelar cuál es su rincón favorito en Pozuelo?

En mi casa me gastan bromas porque dicen que tengo debilidad por la Ferretería Leonesa. Seguramente si me pierdo me puedan encontrar ahí. Otro sitio que me encanta es el kiosco de prensa de Antonio en la Estación. Es una extensión de mi casa. Y me encanta el maravilloso chalet del Doctor Arrojo, una joya racionalista. De esos chalets antiguos quedan pocos, pero son tesoros a conservar.

¿Es usted optimista con respecto a llegar a un acuerdo con la Baronesa Thyssen sobre su colección?

Totalmente. La Baronesa conoce el Museo mejor que nadie y tiene el máximo interés en favorecer sus intereses. Sé que comprende la difícil situación económica del país y que podremos encontrar una solución buena para ella y para los ciudadanos.

Dada su anterior faceta profesional como directora y guionista de cine y teniendo en cuenta que en la actualidad está viviendo momentos intensos al más alto nivel político, confiésenos: ¿Cuántos guiones posibles han pasado ya por su cabeza?

Sinceramente, creo que deben de pasar unos cuantos años antes de que sea capaz de ver esta etapa con la frialdad necesaria para escribir sobre ella. Sí es cierto que me vienen ideas a la cabeza, pero no tanto de cine político como policíaco. Estar todo el día rodeada de escoltas te hace reflexionar sobre la importancia del trabajo de la policía. Tengo también una buena relación con el ministro de Justicia. ¡¡Es una fuente inagotable de historias!!

Por último. De sus compañeros de Gobierno, ¿cree que hay algún actor o actriz con futuro?

La vida parlamentaria no está alejada de la vida teatral. Hay diálogos, hay monólogos, hay conflicto, emociones, puesta en escena, representación. ¡¡Hasta hay cámaras!! En el Gobierno hay buenos parlamentarios y creo que todos juntos hacemos un buen reparto. Equilibrado, representativo y eficaz.

Texto: Isabel González del Vado