Queridos vecinos:

Este año, y por segunda vez, el mes de septiembre no nos trae nuestras fiestas patronales en honor a Nuestra Señora de la Consolación. Como ya sabéis, la situación provocada por la pandemia, que elevó los contagios significativamente el pasado mes de julio tanto en Pozuelo como en el resto de España, me hicieron tomar la difícil decisión de no celebrar estos festejos para evitar aglomeraciones y, por tanto, la propagación del virus en la ciudad.

Si hay algo que no me he cansado de repetir en todos estos difíciles meses es que vuestra salud es mi máxima prioridad y, por tanto, tomé esta decisión. A Nuestra Señora de la Consolación nos encomendaremos, una vez más, para pedirle salud para todos y que retomemos la normalidad lo antes posible, porque volverá, y con ella volverán también nuestros días de fiesta y tradición.

Os quiero volver a agradecer vuestra comprensión y colaboración en estos meses tan difíciles, en los que habéis aceptado las cosas tal y como han venido y espero que, más pronto que tarde, podamos superar esta situación. Para ello, os pido que hagamos un último esfuerzo cumpliendo escrupulosamente las normas para acabar con el virus.

Mientras tanto, la vida continúa y septiembre es sinónimo de inicio del curso. En la clara apuesta del Gobierno municipal por las familias, volvemos a convocar este año la ayuda de 100 euros por hijo para adquirir material escolar. Ya sabéis que la única condición es que ese dinero se gaste en los comercios de nuestra ciudad porque así estaremos ayudando a nuestros empresarios, autónomos y comerciantes que tan mal lo están pasando también con esta situación. 

 

Susana Pérez Quislant
Alcaldesa de Pozuelo de Alarcón