Jardinería

Enero 

  • Plantación:
    • Buen momento para planificar la plantación de la próxima temporada.
    • Puede iniciarse la plantación de arbustos frutales, si no hiela.
  • Riego: El riego de las plantas de interior debe realizarse con moderación, pero sin que se sequen.
  • Podas:
    • Buena época para podas en general, que deberán autorizarse por el Ayuntamiento previa concesión de licencia.
    • Las heridas de poda cuyo diámetro supere los 5 cm, se recomienda cubrirlas con pasta cicatrizante, favoreciendo con ello su cicatrización.
  • Otras labores:  es un buen momento para trasplantar árboles y arbustos a otras ubicaciones. Para el caso de los árboles es preciso, al igual que para la labor de poda, tramitar la licencia correspondiente.

 

Febrero   

  • Plantación:
    • Vigila vallas, guías, tutores, etc. para que resistan las inclemencias del tiempo. Las plantas trepadoras se pueden volver a atar o guiar.
    • Se pueden plantar en febrero especies bulbosas de floración primaveral como Anémonas o Ranúnculos.
    • Si la tierra no está helada se pueden plantar árboles, coníferas , arbustos caducifolios y rosales.
  • Riego: recuerda regar con moderación.
  • Abonado:
    • Labra el terreno para oxigenarlo y aporta abono orgánico (estiércol, compost, mantillo...).
    • Recalza bulbos y rizomas si han perdido tierra de arriba. Recúbrelos un poco en superficie con tierra, mantillo o turba.
  • Poda: en febrero se podan árboles y arbustos, excepto los que florecen a finales de invierno o principio de primavera, por ejemplo, Prunus, Forsitia& etc.; si lo haces, perderás esta floración.
  • Las hojas de las plantas de interior se les puede lavar el polvo una vez al mes con agua jabonosa, y luego aclarar.
  • Plagas:
    • Los árboles frutales y los rosales conviene pulverizarlos para prevenir hongos.
    • Cuidado con los caracoles y babosas.

 

Marzo  

  • Siembras: se pueden plantar bulbos y tubérculos hasta mediados de junio.
  • Riego: las plantas que empiezan a brotar requieren más agua y algo de abono líquido.
  • Abonado: Si no se ha abonado en febrero, aportar el abono orgánico, por ejemplo, compost o mantillo. Se aplica a árboles, arbustos, parterres, arriates, huerto y en general, a todo el jardín. Dejar los fertilizantes granulados para primavera.
  • Césped: resembrar las zonas deterioradas y las calvas. Tratamiento con herbicidas selectivos para hierba de hoja ancha.
  • Plagas:
    • Aplicar el último tratamiento de aceite de invierno en los árboles frutales, ornamentales, rosales y arbustos de hoja caduca. Sobre troncos y ramas desnudos y sin yemas brotando.
    • Con las primeras brotaciones, los hongos y plagas se activan para atacar los tejidos tiernos. Aplicar los productos adecuados: insecticidas y fungicidas de amplio espectro.
    • Tratamientos preventivos fungicidas en rosales para prevenir el Mildiu, Oidio y Mancha negra del rosal.

 

Abril          

Acaba de comenzar la primavera y nuestros jardines requieren cuidados específicos de esta época para prepararlos para afrontar el verano:

  • Plantación: se pueden seguir plantando árboles y arbustos en maceta y flores de verano.
  • Abono: continuar las labores de fertilización de árboles, arbustos, plantas de interior, con fertilizantes ricos en nitrógeno, fósforo y potasio.
  • Poda de limpieza: en esta época sólo se podrá realizar podas de limpieza, eliminando ramas o ramillas muertas.
  • Malas hierbas: es la época de mayor apogeo de malas hierbas. Se pueden eliminar a mano o con desbrozadoras ayudándose con herbicidas.
  • Macizos de arbustos y flores: preparación, eliminando malas hierbas y aportando fertilizantes y abonos.
  • Praderas: abonar y semillar. Es la época adecuada para plantar tepes de pradera (o "alfombras de pradera")
  • Flores: plantación de flor de verano: anuales, bianuales, vivaces de primavera. Por ejemplo: capuchinas, clavel de moro, petunias, campanillas, etc.
  • Árboles y arbustos en contenedor: plantación.
  • Huerta: siembra y plantación de hortalizas (lechugas, calabazas, pepinos, calabacines, melones, y otros como zanahorias, tomates, pimientos)
  • Césped: realizar tareas de escarificado y aireado.
  • Desbroce: ante la llegada de la época estival, se solicita la máxima colaboración de los vecinos propietarios de terrenos, recordándoles que antes del 15 de junio deben realizarse las labores de desbroce de sus parcelas para prevenir el riesgo de incendio durante dicha época.
  • Riego:
    • Comprobar el buen funcionamiento de los sistemas de riego.
    • Programar en el caso de riego autónomo, un riego nocturno con la dosis y frecuencia recomendada por el Canal de Isabel II.

    En caso contrario, regar durante las horas del día con evapotranspiración.

  • Plagas a controlar:
    • En arbustos: cochinilla, oidios, pulgones, arañas, escolítidos...
    • En árboles: escolítidos (negrillos), hongos aciculares (pino carrasco, plátano), orugas (encinas), cochinillas (cedros).

 

Mayo      

Jardinería durante la primavera.

  • Plantación: se pueden seguir plantando árboles y arbustos en maceta y flores de verano.
  • Riego: la frecuencia de riego debe aumentar pero siempre teniendo en cuenta las recomendaciones del Canal de Isabel II.
  • Abono: pueden continuar las labores de fertilización de árboles, arbustos y plantas de interior, con fertilizantes ricos en nitrógeno, fósforo y potasio.
  • Poda: se puede podar los arbustos cuya floración haya finalizado. No se debe podar los que estén en plena fructificación.
  • Malas hierbas: la primavera es la época de mayor apogeo de malas hierbas. Se pueden eliminar a mano o con desbrozadoras ayudándose con herbicidas.
  • Plagas y enfermedades: realizar tratamientos preventivos contra hongos e insectos, intensificando las actuaciones en aquellas plantas afectadas en años anteriores.
  • Césped: realizar tareas de escarificado y aireado
  • Desbroce: ante la llegada de la época estival, se solicita la máxima colaboración de los vecinos propietarios de terrenos, recordándoles que antes del 15 de junio deben realizarse las labores de desbroce de sus parcelas para prevenir el riesgo de incendio durante dicha época.
  • Otras labores: guiar el crecimiento de las enredaderas, que durante este mes de mayo crecen más rápidamente.

 

Junio     

  • Riego: regar a primera hora de la mañana y tras la puesta de sol, respetando las recomendaciones del Canal de Isabel II.
  • Abonado: abonar todo el jardín. Estamos en época de crecimiento fuerte.
  • Poda: eliminar las partes marchitas de las plantas, ya sean flores, hojas o tallos.
  • Plagas y enfermedades: Tratamiento general con insecticida sistémico y fungicida de amplio espectro. Los productos de tratamiento deben ser aplicados por especialistas con carné de manipulador de fitosanitarios.
  • Otras labores: Entrecavar superficialmente del suelo para evitar que se forme costra dura que impida la aireación de la tierra y la absorción del agua. Remover la tierra superficial de las macetas para que penetre bien el agua y el aire. Eliminar las malas hierbas antes de que produzcan semillas.
  • Bulbos: Extraer los bulbos de floración primaveral una vez marchitos y guardarlos en una caja con arena o serrín, en sitio seco, fresco y oscuro. Así podrán utilizarse en la próxima temporada de invierno.
    • Narcisos: dejar los bulbos de narciso enterrados en el mismo lugar en el que están. Los grupos de narcisos pueden ser divididos cada 3 años para asegurar una buena floración.
    • Dalias: cortar los tallos laterales dejando sólo los tallos principales, para lograr el próximo invierno, flores de mayor tamaño y belleza.

Julio y agosto     

Jardinería durante el verano.

  • Riego: en julio es necesario un mayor consumo de agua, por lo que es conveniente disponer de un sistema de riego automático y evitar las horas de mayor evaporación
  • Podas: de mantenimiento de setos y arbustos.
  • Plagas y enfermedades: aplica regularmente los tratamientos contra parásitos.
  • Otras labores en verano:
    • Las ramas de frutales sobrecargadas de frutos se deben vigilar, considerando la posibilidad de apuntalarlos.
    • Escardas en arriates y macizos.
    • Acolchar la plantas de tierra ácida (azaleas, rododendros, camelias) y las que están recién plantadas.
    • Al final de la estación se deben trabajar los macizos que se han quedado libres de plantas, para preparar la plantación otoñal.
  • Césped:
    • Abonar antes de que lleguen los calores intensos. Es mejor un abono complejo de lenta liberación. Cuando llegue el calor fuerte la hierba crecerá menos y quedará más amarillenta. Entonces se espacian los cortes y se hacen más altos. Se puede hacer un abonado ligero, por ejemplo con abono líquido a base de nitrógeno, para recuperar el verdor de la pradera.
    • Segar con cortes semanales en las horas de menos calor.
  • Bulbos: dejar hasta que se les sequen las hojas y luego extraerlos del suelo y guardarlos. Los bulbos de floración veraniega se abonan para que se desarrollen bien.

Octubre     

  • Plantación:
    • El otoño es la época en la que puede iniciarse la plantación de leñosas: árboles ornamentales, árboles frutales, coníferas, arbustos y rosales.
    • Los bulbos que florecerán en primavera también deben plantarse en otoño: tulipanes, jacintos, crocus, narcisos, ranúnculos, anémonas, escillas...
    • En la plantación de los árboles, se debe limpiar toda la maleza a su alrededor, porque son competidores por el agua y los nutrientes del terreno, y realizar un buen alcorque o poceta para almacenar el agua de lluvia.
    • El otoño también es buena época para los transplantes de árboles y arbustos de hoja caduca. Para trasplantar los de hoja perenne es mejor esperar a que entre el invierno. El trasplante requiere la concesión de licencia por el Ayuntamiento.
  • Riego: los riegos se van espaciando cada vez más en otoño y dependiendo de las lluvias caídas, se puede suprimir totalmente.
  • Otras labores:
    • Recuperar de la tierra los bulbos estivales, gladiolos, dalias, cañas indias, begonias... se dejan secar, se envuelven en papel de periódico y se guardan en una caja en un lugar libre de heladas.
    • Acolchar la superficie del suelo al pie de arbustos y vivaces con cortezas de pino, serrín, paja, mantillo... ayudará a crear una capa protectora del frío sobre las raíces.
    • Fertilizar árboles y arbustos.
  • Césped:
    • A principios del otoño se puede sembrar el césped. También se pueden reparar las zonas dañadas, resembrando o plantando tepes.
    • Escarificar el césped pasando la máquina escarificadora y airearlo mediante el pinchado con horca o con un rulo de púas. Después de estas labores abonar con un fertilizante de lenta liberación.
  • Poda: durante el otoño se pueden cortar las ramas secas y enfermas de árboles y arbustos, pero la poda de limpieza principal se hace en invierno, previa concesión de la licencia correspondiente que expide el Ayuntamiento.

 

Noviembre   

  • Plantación
    • En este mes se plantan árboles, arbustos y frutales.
    • Las plantas bienales, tales como el pensamiento, clavel de los poetas o alhelí, procedentes de las siembras de julio o compradas, pueden plantarse y en primavera serán las primeras en florecer. Lo mismo ocurre con los bulbos de floración primaveral como narcisos, tulipanes, crocus, jacintos, escillas, etc.
  • Riego
    • Los riegos se van espaciando. Las temperaturas son más frescas y las necesidades de agua son menores.
  • Abono
    • Abonado de las macetas que aún tengan plantas con flor.
  • Podas
    • Cortar sólo las ramas secas y dejar la poda más general para el invierno.
  • Plagas y enfermedades
    • Para evitar enfermedades e impedir que los insectos invernen, en el jardín, se deben recoger las frutas y hojas caídas
    • En rosas pueden aparecer hongos, típicos de la humedad y la temperatura suave, debiendo aplicar los tratamientos adecuados contra esta patología. Así mismo, en los capullos es frecuente que aparezcan pulgones, que deben erradicarse antes de que hibernen
    • Fumigar contra la procesionaria, en los pinos.
  • Otras labores
    • Proteger los ejemplares más jóvenes y menos resistentes de arbustos contra el frío.
  • Césped
    • A principios del otoño se puede sembrar césped y reparar las zonas dañadas resembrando o bien con tepes.
    • Se recomienda escarificar en otoño y luego abonar con un fertilizante de acción lenta.

 

Diciembre 

  • Plantación
    • En esta época se pueden plantar árboles y arbustos, sobre todo a raíz desnuda.
    • Planta bulbos de floración primaveral en suelo bien drenado y rico. Narcisos, tulipanes, crocus, jacintos, escillas...
    • Protege las plantas delicadas al frío. Las que van en macetas se llevan a sitios resguardados o al interior.
  • Riego: las necesidades de agua son menores que meses atrás. Los riegos se van espaciando.
  • Abono
    • Un abonado orgánico general del jardín debe hacerse cada año a finales de otoño o invierno. Abonos orgánicos: estiércol, mantillo, compost, etc.
    • No emplear durante el invierno fertilizantes que contengan Nitrógeno porque estimula el crecimiento y las plantas no lo necesitan, están en reposo.
  • Podas: buena época para podas en general, que deberán autorizarse por el Ayuntamiento previa concesión de licencia.
  • Plagas y enfermedades: para evitar enfermedades e impedir que los insectos invernen, en el jardín, se deben recoger las frutas y hojas caídas
  • Otras labores: es un buen momento para trasplantar árboles y arbustos a otras ubicaciones. Para el caso de los árboles es preciso, al igual que para la labor de poda, tramitar la licencia correspondiente.

> Medio ambiente

Organismo

Medio Ambiente

Plaza Mayor, 1 Planta 1. Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón 28223 Madrid España
91 452 27 00