Fiestas y tradiciones

Introducción  

Las fiestas patronales de Pozuelo parten de tradiciones conservadas durante años.

De corte religioso en su mayoría, los actos dedicados a las patronas del municipio (Virgen de la Consolación y Virgen del Carmen), así como otros de caracter tradicional (el Pelele, la Fiesta de las Viejas) han evolucionado hasta ampliar su oferta, y encontramos entonces otras alternativas durante su celebración, como los festejos taurinos, la feria y los espectáculos musicales, que años tras año, congregan en la localidad a gentes de toda la comunidad de Madrid para compartir con Pozuelo estos días festivos. 

 

Fiestas de la Virgen de la Consolación  

 

La Virgen de la Consolación (Se abre en ventana nueva)La tradicional fiesta de la Virgen de la Consolación que se celebra en Pozuelo a partir del primer domingo de septiembre viene de una tradición centenaria. La explicación de la elección de estas fechas del mes de septiembre para celebrar las fiestas patronales es hoy en día una incógnita, aunque se da por sentado que septiembre era época tranquila, por no haber cargas agrícolas que precedían a los trabajos agrícolas, y fue por lo que se eligió esa fecha para la celebración de las Fiestas Patronales.

Lo cierto es que las fiestas de Pozuelo gozaron desde siempre de gran renombre, de hecho, hay un dicho que así lo confirma:

Viene septiembre después,
con sus históricas ferias
y sus fiestas de Pozuelo,
Carabanchel y Vallecas.

Otro de los dichos tradicionales nos resume el contenido de estas populares fiestas:

El sábado es la pólvora
y el domingo la función (procesión),
lunes y martes los toros
de Pozuelo de Alarcón.

Como dice esta coplilla, las fiestas comenzaban con la salve a la Virgen y el pasacalles, para continuar con la Misa Mayor y la procesión y los festejos taurinos, actos que todavía se conservan.

Virgen de la Consolación durante la procesión (Se abre en ventana nueva)Las fiestas de Pozuelo tuvieron y tienen como momento más importante la procesión de la Virgen. La Virgen de la Consolación sale desde la iglesia parroquial. Es un momento muy emotivo, de gran arraigo popular y de profundo sentimiento religioso.

Son muchos los pozueleros que se implican en la procesión de su patrona, bien participando en alguna de las tres bandas de música ("La Inseparable", "La Lira" y "La Unión Musical"), bien como damas de honor, luciendo la mantilla española, bien decorando el recorrido con mantones puestos en los balcones, o bien velando por la organización dentro de la Congregación de la Virgen de la Consolación.

El recorrido resulta algo complicado debido sobre todo al gran tamaño de la imagen, por lo que los anderos realizan un gran esfuerzo durante todo el itinerario. Además, el recorrido tiene grandes bajadas y numerosas cuestas, lo cual lo hace aún más difícil.

Mujeres durante la procesión (Se abre en ventana nueva)Cabe decir que la procesión es el acto de todas las fiestas con más participación por parte de los residentes en Pozuelo y es una de las procesiones patronales más importantes de los alrededores de Madrid. 

Actualmente, la agenda de las fiestas suele ser muy similar cada año, el primer sábado de septiembre comienzan las fiestas con el pasacalle, el pregón y la salve a la Virgen. El domingo tiene lugar la Misa Mayor y la procesión y el lunes comienzan los festejos taurinos con los encierros, que hasta pocos años después de la Guerra Civil, se iniciaban con caballos en las afueras del pueblo donde pastaban los toros traídos para la ocasión. Mozos, caballos y toros discurrían entre las calles de San Roque y Ramón Jiménez hasta llegar a la actual plaza de la Coronación.

Los festejos taurinos se realizaban en la actual Plaza de la Coronación (antigua plaza municipal del pueblo), en donde se colocaban unos tablones con dos alturas, una para graderío y otra, la más baja, para barras donde se servían churros, vinos y todo tipo de comidas. Esta plaza dejó de construirse a pesar de las protestas de los vecinos a mediados de los años ochenta por considerarse que la construcción no contaba con las necesarias medidas de seguridad.

Plaza de toros (Se abre en ventana nueva)Desde entonces se instala una plaza semifija en el Camino de las Huertas, y el encierro discurre por la calle Doctor Cornago; pero son muchos los pozueleros que añoran el arriesgado encierro y el ambiente de la rudimentaria plaza antigua. Por la tarde se celebran las típicas corridas de toros donde muchas figuras taurinas han triunfado. Aún hoy, las mujeres asisten ataviadas con sus mantones de Manila y flores en el pelo, recordando una vieja tradición pozuelera.

Por último, desde hace algunos años algunas asociaciones y peñas de Pozuelo, celebran como colofón de fiestas el último sábado, antes de medianoche, un emotivo "Pobre de mi", que ha cobrado gran importancia en las fiestas patronales y cuenta con una gran participación.

Tras una traca en la Plaza del Padre Vallet, los pozueleros y pozueleras se dirigen a los jardines posteriores a la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, donde se ubica una reproducción de la Patrona en azulejo.

Allí, mientras se toca el tradicional "Pobre de mi", se van depositando velas a los pies de la imagen hasta formarse un mar de pequeñas luces. Con la última de las velas se gritan vivas y se dan por concluidas por ese año las fiestas de la localidad.

Las fiestas de Pozuelo son unas de las más completas de la Comunidad de Madrid, pues a la celebración religiosa que comienza nueve días antes con la novena a la Virgen y sigue con la Salve solemne y la Procesión, se continúa con los aspectos lúdicos, encierros, toros, bailes, representaciones, conciertos, etc., así hasta completar una serie de actividades y festejos que complacen a la mayoría de los habitantes de Pozuelo.

 

 

Fiestas del Carmen  

La Virgen del Carmen (Se abre en ventana nueva)Desde que Pozuelo cuenta con estación ferroviaria se comenzaron a establecer en sus alrededores, caserones y villas de veraneo donde la pequeña nobleza y la pujante burguesía madrileña pasaban los meses estivales entre los pinares y olmedas que se extendían desde las vías del tren hasta el pueblo de Pozuelo.

Estos veraneantes pronto se acomodaron y formaron un pequeño barrio señorial y elegante, con una capilla propia y, por supuesto, con unas fiestas de renombre. Eligieron la Virgen del Carmen como patrona por celebrarse su festividad en fechas en las que ya todos los veraneantes se encontraban asentados en sus fincas y hotelitos, es decir, alrededor del 16 de julio.

Estas fiestas han mejorado mucho en las últimas décadas, tanto en duración como en calidad. Las antiguas fiestas de finales de los cuarenta y principios de los cincuenta eran muy sencillas, ya que por aquel entonces no corrían tiempos de abundancia en Pozuelo.

El recinto ferial comprendía el espacio delantero del edificio de la Estación y de los muelles de la misma (parte ocupada actualmente por el centro comercial), delimitado por un muro, y la contigua Plaza del Gobernador. Frente a los muelles se instalaba una tómbola y a su lado una orquesta.

Al atardecer empezaba el baile para los jóvenes y menos jóvenes. Los pequeños, además, disfrutaban con la cucaña, instalada aproximadamente donde hoy se encuentra la fuente de la plaza próxima.

Hoy en día las fiestas se celebran casi de la misma manera, los feriantes se concentran casi en el mismo lugar entre los olmos y el pinar y se disfruta del baile, al igual que se sigue celebrando la procesión de la Virgen, o los fuegos artificiales.

 

 

 

Fiestas de San Sebastián  

Miembros de la Hermandad de San Sebastián (Se abre en ventana nueva)La fiesta de San Sebastián se celebra el 20 de enero, los miembros de su Hermandad tenían el objetivo de proporcionar un buen entierro a sus hermanos que habían fallecido durante el año.

La Misa y la procesión, acompañada de la tradicional tamboreada, en honor al Santo se celebran el domingo siguiente a la festividad de San Sebastián, que es el 20 de enero. En esas fechas se elaboran en Pozuelo los célebres dulces conocidos como "caridades" (roscos de pan con anises y aguardiente).

 

 

 

El Pelele  

Señoras manteando al pelele (Se abre en ventana nueva)El manteo del pelele es una de las tradiciones más antiguas de Pozuelo de Alarcón. Se celebra, paralelamente a los actos en honor a la festividad de San Sebastián (20 de enero).

Los hombres asistían a los cultos de misa y paseaban su alegría por las calles al son de la música y al calor del buen vino. Las mujeres, por su parte, festejaban a su manera no solo a San Sebastián, sino también en cierto modo, el natural alargamiento de los días y el vislumbrar de una ya próxima primavera. 

Las mujeres hacían un muñeco de trapos viejos al cual denominaban pelele (muñeco de trapo relleno de paja) y que no era otra cosa que la representación del hombre al que las mujeres querían ridiculizar por venganza de algún tipo.

Las mujeres manteaban el pelele en calles y plazuelas mientras los mozos trataban de arrebatárselo para llevarlo al pilón de la plaza (antigua plaza de toros). Por su parte, las mozas se defendían en el forcejeo con palos.

Por lo general los mozos solían apoderarse del muñeco. La tradición, desaparecida durante algunos años, ha vuelto a recuperarse gracias a los esfuerzos de la Asociación Cultural la Poza y del propio Ayuntamiento.

 

 

 

San Gregorio  

Fiesta de San Gregorio (Se abre en ventana nueva)Estas fiestas se celebraban en el barrio de Húmera antiguamente el día nueve de mayo en honor a San Gregorio Nacianceno y en la actualidad, se celebran el primer domingo siguiente a esa fecha.

Los actos comienzan con una misa mayor en la parroquia de Santa María Magdalena, una procesión solemne por los alrededores de la Plaza Mayor de este barrio y diferentes actos lúdicos para el disfrute de mayores y pequeños.

Por la tarde, desde distintos puntos del pueblo se emprende una romería pasando por la Cruz de la Atalaya hasta llegar a la pradera de Húmera, donde los vecinos participan en una merienda.

 

 

 

 

Las Viejas  

Desde hace algunos años se han ido recuperando algunas fiestas tradicionales de Pozuelo como la festividad en honor a la Virgen del Amor Hermoso o también llamada "Fiesta de las Viejas", que se celebra en el municipio a finales de mayo. 

Algunas de las mujeres que participaron en la fiesta de 'Las Viejas' (Se abre en ventana nueva)Se la conoce también por este nombre, en alusión al apelativo con el que se llamaba entonces, a todas las mujeres casadas independientemente de su edad, que eran las protagonistas de este festejo.  

La recuperación de esta fiesta era una demanda de las vecinas del municipio dado que siempre han escuchado hablar a sus madres de esta celebración.

Este festejo les servía a las mujeres de entonces para ponerse guapas y salir a bailar sin la necesidad de ir acompañadas por los maridos por lo que esta celebración representa la salida de la mujer casada al baile del pueblo y la libertad de poder divertirse con los hombres solteros y casados del pueblo sin necesidad de ir acompañada.

Actualmente esta fiesta se ha convertido más en una reunión de mujeres solteras y casadas para charlar y asistir a la Plaza de la Coronación (antigua plaza de toros) para bailar con todos los señores que quieran participar.

 

 

 

 

Romería rociera  

Simpecado de la Virgen del Rocío (Se abre en ventana nueva)Esta fiesta comenzó a celebrarse a partir de finales de los años ochenta, organizada por la Hermandad del Rocío. Tiene lugar durante uno de los primeros fines de semana de mayo, dependiendo de la celebración de "El Rocío" en Huelva.

Durante el primer día tiene lugar la imposición de medallas a nuevos "rocieros", seguida de la ofrenda de flores y de canciones y bailes del folklore andaluz.

Al día siguiente se instalan las casetas de feria en los Prados de Torrejón, se celebra la imposición de medallas a nuevos "rocieros", y se realiza la ofrenda de flores a la Virgen. También, con motivo de esta celebración, se realiza una salida de los miembros de la Hermandad, acompañados de la tradicional carreta con el Simpecado, por los principales centros religiosos del municipio.

Los actos comienzan con la Santa Misa que se celebra en la Parroquia Santa María de Caná y a continuación comienza el recorrido de los romeros, pasando por el Colegio San José de Cluny, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, el Colegio Hogar Nuestra Señora del Buen Consejo y la Parroquia Nuestra Señora de la Consolación.

Tras una parada en el Prado de Torrejón para realizar una comida, se continúa por la tarde el recorrido para realizar una visita al Santuario de Schoenstatt.

El domingo se reanudan los actos con una concentración de romeros en el Santuario para, acompañados por la carreta con el Simpecado, continuar con el camino hasta el Pinar situado enfrente del Colegio Retamar y la Finca, allí se celebra la Santa Misa y se realizará, al igual que el sábado, una comida en el campo, para más tarde reanudar la marcha de vuelta hacia la Parroquia de Santa María de Caná, donde terminan los actos.

 

 

 

 

Fiestas de Navidad  

Las Navidades en Pozuelo tuvieron durante mucho tiempo un carácter esencialmente familiar y religioso. En casi todas las casas se ponía el Belén. El día 24 por la tarde salía la rondalla a recorrer las calles cantando villancicos, mientras los chiquillos con panderetas y zambombas se aprestaban a pedir el aguinaldo que recibían en forma de naranjas, frutos secos y algunas onzas de chocolate. 
 
Cabalgata de los Reyes Magos en Pozuelo (Se abre en ventana nueva)Tras la cena de Nochebuena, toda la familia acudía a la Misa del Gallo. El menú solía componerse de lombarda, capón o cordero y bollos amasados en casa, generalmente por los hombres, para ser cocidos, posteriormente, en el horno de la Tahona del pueblo. El día de Navidad los mayores felicitaban las Pascuas ofreciendo vino de moscatel, mantecados y el tradicional bollo, mientras las Bandas ofrecían su música a las autoridades del pueblo de casa en casa.

La noche de Navidad y Año viejo había baile en la sede de "La Inseparable". El día 5 de enero los chiquillos se dejaban las alpargatas en los balcones donde, a la mañana siguiente, encontraban algún juguete de cartón o de madera, una mandarina, algunas peladillas o una peseta. Acudían después los chicos a la plaza para mostrar los "tesoros" recibidos, y con ello se daban por finalizadas las fiestas de Navidad.

Todas estas costumbres quedaron interrumpidas por la Guerra Civil y hasta muchos años después no se recuperó la alegría de estas fiestas. Con la llegada de la democracia, las distintas Corporaciones locales y los vecinos de Pozuelo se han ido preocupando más por estas celebraciones con la mirada puesta especialmente en la población infantil.La Cabalgata de Sus Majestades los Reyes Magos (Se abre en ventana nueva)

Con la colaboración de las instituciones docentes del municipio, y del comercio local, se organizan concursos de Belenes y de felicitaciones navideñas; actuaciones de las Bandas de música y de los distintos Coros locales que ofrecen versiones de los más populares villancicos; Misa solemne el día primero del año, y en la mañana del día 5 de enero, cientos de niños pozueleros acuden a la actual Plaza del Ayuntamiento para entregar sus cartas a los Magos de Oriente.

A la caída de la tarde se apresuran a participar en la Cabalgata de Reyes que, partiendo de la Vía Dos Castillas termina en la Plaza del Ayuntamiento donde, desde los balcones, sus ilustres Majestades saludan a chicos y grandes y parten después a dejar los regalos y a llenar de sonrisas la mañana del 6 de enero; la mañana de la ilusión.

 

 

 

 

 

Carnavales  

Bailes de disfraces, organizados por diferentes asociaciones del municipio, llenan de color y alegría la semana previa al inicio de la Cuaresma.

Antiguamente los Carnavales se celebraban en el Salón recreativo de La Inseparable, en donde los pozueleros niños y mayores acudían disfrazados. También existió en Pozuelo la tradición de las Máscaras.

 

 

 

Los mayos  

Como en muchas localidades de España, al llegar la primavera tiene lugar una fiesta para darle la bienvenida: Los Mayos.

En Pozuelo de Alarcón esta fiesta consiste en salir a rondar a las mujeres del pueblo. Antiguamente, los mozos salían a rondar a sus novias o a las mozas que quisieran que lo fueran... con el tiempo las rondas se ampliaron y hombres y mujeres rondan a esposas, madres, hermanas etc.

Esta fiesta está organizada por la Asociación La Poza y la Orquesta de Pulso y Púa "El Paular" acompaña con su música a todos aquellos hombres que quieran sorprender a sus esposas, novias, madres, amigas cantándoles los mayos bajo su balcón.

 

 

 

Domingo de Ramos   

Tras de la bendición de palmas y ramos tiene lugar la Misa solemne y a continuación una procesión por los alrededores de la parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción.

 

 

 

 

Domingo de Resurrección   

La tradición de Las Aleluyas se remonta al siglo XIX, cuando las estampillas multicolores (Aleluyas) eran alusivas de santos y devociones. Hoy, la Asociación Cultural La Poza de Pozuelo ha recuperado esta tradición del lanzamiento de Aleluyas, y en ellas se representan motivos ligados a tradiciones y lugares típicos de Pozuelo de Alarcón.

Estas se tiran desde la Barbacana en la procesión llamada del Encuentro, en el momento en que la Virgen, la misma que ha hecho el recorrido por las calles del pueblo llevaba en andas por las mujeres, y el Cristo Resucitado, se encuentran. Éste ha seguido otro itinerario, llevado en andas por los hombres. En el momento del encuentro el Sacerdote grita: "Aleluya, Cristo ha resucitado". 
 

 

Corpus Christi   

El jueves sexagésimo día después del domingo de Resurrección se celebra la fiesta del Corpus Christi. Antiguamente se cubrían los balcones con la bandera nacional y se colocaban altares en algunas puertas de las casas, previo aviso a la Parroquia, así la procesión pasaba por delante de todas las casas ornadas. En la actualidad se sigue celebrando la procesión y se siguen montando los altares.

 

 

 

 

Fiestas locales de la Colonia de los Ángeles     

Las Fiestas en honor a Ntra. Sra. de Los Ángeles empezaron a celebrarse por un grupo de "colonos" en el año 1942, en la primera quincena del mes de agosto, festejando así la onomástica de la Virgen de Los Ángeles, el día 2 de Agosto.

Los colonos de aquella época, unas 35 familias aproximadamente, lo celebraban con una Misa por la mañana a las 11:00 horas, y luego por la tarde comenzaron a sacar a la imagen de Nuestra Señora en procesión por las calles de la Colonia, sobre unas andas que sufragaron entre todos los colonos. Terminado su recorrido, se juntaban, para seguir celebrando los festejos con bailes, tómbolas y cotillones, así como con los campeonatos de mus, dominó y concursos de bailes tradicionales de la época: Chotis, Pasodobles y Tangos. Y para los más pequeños había juegos infantiles como la gallina ciega, rotura de ollas, gymkhanas en bicicleta y carreras de cintas en bicicleta, carreras de sacos, así como los partidos de fútbol de Solteros contra Casados.

En la actualidad las fiestas no han cambiado mucho, aunque se han adaptado a las nuevas circunstancias. Siguen haciéndose las competiciones infantiles, hay actuaciones de payasos, el partido de fútbol entre Solteros y Casados, el tiro al plato, etc.

Funciona esos días el bar y la terraza en la sede de la Asociación, celebrándose todos los años al menos 3 cenas, a las que acuden los asociados y vecinos: 2 sábados, con baile y actuaciones incluídas y la última la noche de la fiesta grande de la Virgen. Ese día hay Misa a las 20:30 horas y luego la Procesión con la imagen por las calles de la Colonia, acompañada de los vecinos y alguna Banda de Musica de la localidad.
 

 

Fiestas de la Colonia La Cabaña   

Concierto con motivo de las Fiestas de la Colonia La Cabaña (Se abre en ventana nueva)La Colonia de la Cabaña en su origen era lugar propio de desplazamientos de fines de semana y de vacaciones estivales, preferentemente durante el mes de agosto. Muchos son los vecinos que recuerdan las estancias de su infancia en lo que hoy constituye la Colonia.

El verano creaba una magnífica atmósfera de convivencia y relación entre los que huían del calor de Madrid y se refugiaban de la canícula en las sombras de nuestros árboles y la frescura del lugar, cuya temperatura media siempre era inferior a otras zonas próximas.

El coincidir la fiesta de la "Virgen de Agosto", es decir la fiesta de la madrileña Virgen de la Paloma, Patrona de Madrid, con el hecho de que muchos de los veraneantes procedían de la capital, hizo posible que se instituyeran las fiestas de la Cabaña coincidiendo con el día 15 de agosto, ya que numerosas familias residían esos días en nuestro entorno. Se organizaban las fiestas populares, con carreras de cintas, chocolatada, baile de disfraces, torneo de fútbol de solteros contra casados y la "cena de la amistad", en la que además de compartir mesa y mantel con todos los vecinos, se conocía a los nuevos, y se aprovechaba para obtener financiación haciendo subastas. La Banda de Música del pueblo recorría las calles con una diana, despertando a los residentes.

Los tiempos han ido cambiando y, en la actualidad, aunque el mes de agosto sigue siendo el mes de vacaciones por antonomasia, la mayoría de los colonos suelen ir a pasar esos días a muchos destinos turísticos de la costa o de la montaña, quedando por tanto muy vacía de habitantes la Colonia.

Sin embargo se sigue celebrando la fiesta con actividades de tipo religioso: Misa Solemne en la Capilla de la Colonia, seguida de aperitivo, y con eventos deportivos convocados por la Asociación la Cabaña, que reúnen en esa fecha a quienes siguen residiendo y veraneando en ella.

Pero para que nadie se quedara sin disfrutar de las fiestas, desde hace unos años se vienen celebrando unas Fiestas de Primavera (por San Juan), fechas en las que prácticamente todos los vecinos de la Colonia están aquí, y por tanto pueden participar de unos días de alegría y diversión antes de que comience el verano. En estos días hay actividades deportivas, lúdicas, culturales, religiosas, etc, para todas las edades y para toda la familia.

 

 

 

Fiestas de Santa Cecilia    

En los últimos años y coincidiendo con la festividad de la Patrona de los músicos, el día 22 de noviembre, tienen lugar los festejos organizados por las Asociaciones músico-culturales, La Inseparable, La Lira de Pozuelo y La Unión Musical, cuyos miembros integran las dos Bandas locales. Cada una de ellas estructura sus propios actos de celebración. Después de la Misa solemne y el pasacalles celebran un almuerzo, y al caer la tarde ofrecen sendos conciertos a los vecinos de la Villa.