Jóse Mª Gil Robles, político: "Negar la crisis sólo ha servido para no adoptar las medidas necesarias"

José Mª Gil RoblesDesde hace 10 años, Pozuelo es el municipio en el que vive y trabaja el que fue Presidente del Parlamento europeo, desde 1997 a 1999. Este ilustre abogado, letrado de las cortes generales y eurodiputado (1989- 2004), bajo las siglas del Partido Popular, vaticina la salida de la crisis para España. Eso sí, "sólo si se ponen en marcha medidas dolorosas como la reforma del mercado laboral y la reducción de gastos en Ayuntamientos, Comunidades y estado, entre otras".
Texto: Irene Lema Mouzo / Fotografía: Fernando Sauce
 
José María Gil RoblesEuropa se ha marcado objetivos ambiciosos para el año 2020: más empleo, mejor educación... ¿Cree que es viable en estos tiempos de crisis y recortes?

España siempre da sorpresas. Nadie pensaba que podíamos entrar en el euro porque nos consideraban de los países perezosos del sur. España puede dar la sorpresa una vez más. Pero si no puede para el 2020 hay que ser optimistas y los conseguiremos para el 2025.

A propósito de la crisis. ¿Cómo está España económica y políticamente respecto a Europa?

Estamos mal y no hay que negarlo ni darle vueltas. Tenemos una situación difícil. Negar la crisis ha sido un grave error y sólo ha servido para no adoptar las medidas necesarias. Hasta ahora sólo se ha ejecutado la reducción de salario a los funcionarios o la prórroga de las pensiones. Hay que poner en marcha otras acciones más dolorosas en materia de reformas de mercado laboral. Se deben aminorar los gastos de los Ayuntamientos, Comunidades y del estado. La Unión europea nos pide poner techo al gasto para que nuestros acreedores tengan la confianza de que nos vamos a gastar el dinero en métodos productivos.

¿Se debería apostar más por Europa que por los países emergentes?

En los países emergentes como China se puede encontrar mano de obra barata, pero la solución no está en el trabajo a bajo coste sino en encontrar cerebros. Hay que invertir en educación, educación y educación. Ésta es nuestra ventaja respecto a los países emergentes.

¿Qué recomienda al ciudadano poner en práctica para hacer frente a esta situación de crisis?

Adoptar una actitud cívica para ser exigentes con uno mismo y también con los gobernantes. Debes de tener un mayor compromiso con la ciudadanía y dejarnos de pensar como engañar a Hacienda o realizar trabajos sumergidos. Pero, por otro lado, debemos exigir que se respeten nuestros derechos. El que paga sus impuestos debe tener acceso a servicios de calidad.  

Durante su mandato como Presidente del Parlamento europeo, ¿Qué temas le supusieron mayor complejidad?

El Tratado de Ámsterdam fue muy trabajoso. Tuve que ver a 14 jefes de gobierno en 6 meses. Después se empezó a poner en marcha la ampliación que supuso un trabajo laborioso porque tuvimos que explicar que por correr más no se conseguiría lo mejor. Y la pretensión de independencia de la Comisión europea respecto al Parlamento, también fue complicada. el Parlamento europeo es un ejercicio diario de hacer entender a los diputados que hay soluciones que aunque no sean las ideales para cada país, pueden servir para el bien común de Europa.

José Mª Gil Robles¿España concilia menos que Europa?

Tenemos unos horarios disparatados y poco racionales, a excepción de los hospitales y los cuarteles. Tras la Guerra Civil, el pluriempleo impuso la parada del medio día. Y a pesar de que esta teoría está desfasada, los españoles seguimos perdiendo dos o tres horas en la mitad del día. Sin embargo, los europeos aprovechan la hora libre de la que disponen para hacer sus gestiones y llegar antes a casa.

¿Los jóvenes de hoy en día deberían recibir una educación más europea?

Si, pero eso se está haciendo. Especialmente, la Comunidad de Madrid enseña las dos lenguas más habladas: español e inglés. Pero además, el gobierno regional es el que más acoge y manda alumnos universitarios al extranjero. Ésta es una labor que se debe seguir haciendo porque es educar siendo español pero sabiendo mirar al exterior. Igualmente quiero destacar la labor que desempeñan los Ayuntamientos a través de sus hermanamientos.

¿Qué piensa del movimiento del 15 de mayo?

Es un movimiento de gran repercusión mediática peor por la novedad. Al principio fue una concentración espontánea pero que acabó en un movimiento de alternativos profesionales, dirigido contra un sector. De no querer ser dirigido por nadie acabó siendo manipulado por aquellos que tienen la costumbre de hacerlo. Para que un movimiento tenga influencia tiene que saber dónde va, cómo va y por dónde va, y los indignados no nos han explicado ninguna de estos tres objetivos hasta ahora.

En el Curso Europeo de Verano, celebrado en Pozuelo, y que usted dirige, ¿Qué conclusiones se han extraído?

La crisis nos ha cogido a todos los europeos de nuevas y por tanto estamos aprendiendo a salir de ella. Y como tal, se cometen errores hasta que se encuentra el camino. Esta crisis nos está ayudando a avanzar en la unificación de Europa, como siempre que vivimos una situación de dificultad porque la unión hace la fuerza.

José Mª Gil Robles y Paloma Adrados¿Cómo calificaría el interés de los jóvenes por los temas relacionados con Europa?

Hay de todo. A algunos sólo les preocupa su colocación profesional pero es normal. Y hay minorías que se preocupan por Europa. El curso que organizamos a finales de junio en Pozuelo contó con una alta participación. Un total de 65 alumnos pudieron tratar problemas reales y exponer soluciones, a partir de las ponencias de expertos de prestigio en la Unión europea.

Vive y trabaja en Pozuelo. ¿Qué le aporta este municipio?

Llevo diez años viviendo en Pozuelo y además, trabajo aquí. Desde que terminé mi etapa de eurodiputado, tengo la oportunidad de dar clases sobre política en el Campus de Somosaguas. De esta forma me obligo a estudiar, recordar y actualizarme para ejercitar la memoria. Y después hago vida en Pozuelo porque tiene unos parques muy agradables y está muy bien dotado en restauración.

¿Dónde cree que Pozuelo no está a la altura?

Por hacer una critica, me gustaría que los propietarios de perros fuesen más conscientes de lo que implica sacar al animal. Y también reclamaría un cine más cercano porque hay que desplazarse hasta la Ciudad de la imagen para ver una película.

Y por el contrario, ¿en qué destaca por su brillantez?

Pozuelo de Alarcón está a la altura de cualquier ciudad europea en cuanto a calidad de vida, urbanización o servicios públicos, entre otros aspectos. Eso sí, hay ciudades en la Comunidad de Madrid de las características de Pozuelo que no están a la altura de este municipio. Todo depende de cómo se gestionen. A propósito, me alegran las medidas de recorte que ha iniciado la recién nombrada Alcaldesa porque creo que no hay más remedio para que los servicios públicos de primera necesidad no se vean afectados.