Juan José Hidalgo. Empresario. "Pozuelo lo tiene todo, pero lo peor es el tráfico"

Juan José Hidalgo (Se abre en ventana nueva)Se define como un luchador y un creador con buena visión para los negocios. En Globalia, con sede en Pozuelo, ha aunado todas sus empresas: Halcón Viajes, Pepe Car, Air Europa... que son sólo algunas de ellas. Y es que, aunque reconoce que no suele madrugar, está todo el día dándole vueltas a la cabeza con tal de mejorar rendimientos y buscar nuevas oportunidades. Su pasado no ha sido fácil, pero ha convertido su sueño en realidad, y sabe cómo: trabajando y asumiendo riesgos.
 

Su primera inversión como empresario fue un coche para transportar emigrantes de Salamanca a Zurich. Su visión empresarial le ha llevado a ser el presidente de un importante holding turístico. ¿Qué análisis haría de esta evolución?
Que todo se puede conseguir con esfuerzo, ilusión, trabajo duro y asumiendo riesgos. Esas son las claves para convertir en realidad los sueños.

Desde joven no lo tuvo fácil. Sabe lo que es el esfuerzo en el trabajo. Después de ejercer como albañil o pintor y crecer desde la base, se alza como uno de los primeros empresarios de nuestro país ¿es recomendable seguir esta trayectoria?
Cada uno ha de seguir la suya, que no siempre es recta. A veces hay que improvisar sobre la marcha porque siempre surgen imprevistos, situaciones inesperadas. La capacidad de adaptarse a las mismas es capital para lograr el éxito.

Con su dilatada experiencia ¿cree que los jóvenes lo tenemos muy fácil?
Nunca ha sido fácil. Cada época tiene sus condicionantes, sus ventajas e inconvenientes. Como he dicho antes, la clave es trabajar, trabajar y trabajar. Todo eso, aderezado con mucha ilusión, es la receta que a mí me ha servido para lograr los objetivos que me he propuesto.

Juan José Hidalgo (Se abre en ventana nueva)De haber contado usted con todos los recursos y posibilidades de los que dispone la juventud de hoy ¿qué camino le gustaría haber emprendido?
No muy diferente al andado. Quizás habría tenido otra formación, habría aprendido idiomas, estudiado una carrera...

Su trayectoria le ha hecho merecedor de importantes reconocimientos a nivel nacional e internacional como por ejemplo la medalla de oro al Mérito en el Trabajo, entre otros tantos... ¿cómo valora estos premios?
Es muy satisfactorio que los demás valoren tu esfuerzo, que reconozcan tu trabajo y piensen que eres un modelo de empresario a seguir.

Es de suponer cómo puede ser su jornada laboral pero nos gustaría que nos lo contase...
Generalmente no suelo madrugar, aunque estoy todo el día dándole vueltas a la cabeza. Pienso continuamente cómo puedo mejorar el rendimiento de la empresa y estudiando dónde hay nuevas oportunidades de negocio. Para mí no hay, sábados, domingos, ni fiestas de guardar.

Y al llegar a casa, ¿es difícil poner los pies en la tierra?
Soy una persona que, por lo que me ha tocado vivir, siempre he tenido los pies bien pegados al suelo.

Y ya sin corbata, ¿cómo se define?
Un luchador, un creador con buena visión para los negocios. Es lo que he hecho toda la vida desde que salí de Salamanca: luchar, crear y levantar empresas. Es lo que soy y así me veo.

Como buen visionario, ¿cómo imagina el futuro de sus empresas?
Sinceramente, muy bien. Están consolidadas. Son ya muchos los años que llevamos en el negocio y de las experiencias se también aprende. Cada día ganamos un poquito más de conocimiento que al siguiente se aplica para mejorar la empresa. Es cierto que todos estamos sometidos a los caprichos e incertidumbres del devenir empresarial, pero trabajamos para que nada nos pille por sorpresa.

A pesar de ser una empresa internacional tiene sus cimientos en el núcleo familiar. ¿Es difícil compaginar el papel de padre con el de jefe?
En mi caso, van unidos.

¿En qué valores ha educado a su familia?
En los que siempre he creído: esfuerzo, asunción de riesgos, honestidad y sinceridad.

Desde su experiencia, ¿qué análisis haría del actual panorama económico nacional?
En mi opinión nos quedan todavía un par de años difíciles, pero la economía española es sólida y saldremos de la crisis.

El sector turístico español ha pasado con nota el cierre de la temporada de verano. ¿Cuál cree que es el factor turístico más importante de nuestro país para elegirlo como destino turístico ante tanta competencia internacional?
Tenemos muy buenos servicios, una industria turística moderna, excelentes comunicaciones aéreas y, naturalmente, un clima que hace las delicias de los turistas de todo el mundo. No se puede pedir más.

¿Por que eligió Pozuelo para instalar su empresa?
Está muy bien comunicado, sus edificios empresariales son modernos y están equipados a la última. Justo lo que necesita Globalia para ofrecer el mejor servicio a sus clientes.

¿Cuál cree que es el atractivo principal del municipio para que las empresas se ubiquen aquí?
Pozuelo es un lugar espacioso, tranquilo, ambientalmente sano y muy bien comunicado.

Seguramente pasa gran parte de su día aquí. ¿Qué es lo que más le gusta del municipio?
Tengo que mantener muchos días reuniones de trabajo en restaurantes de la zona. Me gusta que todo esté cerca, que haya variedad y el nivel sea alto. Pozuelo lo tiene todo.

Y ¿qué es lo que mejoraría?
Como en cualquier otro sitio: el tráfico y sus derivados, como los problemas de aparcamiento.

¿No le gustaría ser también nuestro vecino?
Creo que ya lo soy... Paso más tiempo aquí que en mi casa.