Minerva Piquero, presentadora de TV: "Pozuelo es un sitio privilegiado para vivir"

Minerva Piquero (Se abre en ventana nueva)Minerva Piquero llegó a ser la "mujer del tiempo" más popular gracias a su peculiar modo de dar las previsiones meteorológicas. Ahora, con el mismo entusiasmo, afronta una nueva etapa profesional con "Madrid Hoy", un programa diario en la tardes de Onda 6 TV en el que sus principales colaboradores son los madrileños.

Texto: Isabel González del Vado Fotos: Fernando Sauce

Acaba de iniciar una nueva etapa profesional en Onda 6 TV con un programa diario, "Madrid Hoy". ¿Cómo lo definiría?

De verdad y cercano, porque nosotros no podemos competir en medios tecnológicos ni de equipo con otras cadenas mayores que tienen más audiencia, pero intentamos compensarlo aportando mucho más protagonismo al ciudadano de a pie, que lo tiene. Esto no es una forma de hablar, ni es un eslogan populista. Yo misma, una vez a la semana, salgo muy temprano a la calle con el lema: "La calle no se calla", lema que nos han dado los propios madrileños. Todo aquello que les parece que están hartos de escuchar cada día o que demandan que se trate de otra manera, algo que les atañe, eso se recoge, se emite sin censura. Cuando yo salgo diciendo "con tus ojos" y "este programa lo hacemos juntos" es que cuento con ellos y agradezco los comentarios que me hacen. Quiero que sientan que eso es lo que realmente nos define: Nos defines tú.

¿Qué lo hace distinto a otros productos televisivos que ya existen?

Nosotros no vamos a obviar temas que nos atañen a todos, pero no vamos a dejar de dar noticias no menores, en cuanto a importancia, sino que afectan a menos gente.

¿Cómo cree que afectará a los grandes canales de TV la TDT? ¿Puede haber sorpresas?

Para empezar yo espero que les afecte. Cuando se habla del apagado analógico yo prefiero hablar del encendido digital. Es un paso más en la libertad. Supone tener una variante enorme de alternativas hechas a gusto del espectador. La TDT ofrece la posibilidad de que la gente pueda ahorrar tiempo y pueda aprovecharlo en ver lo que realmente le interesa. Lo más emocionante de este proyecto para mí es que me recuerda mucho a los comienzos en Antena 3, en enero del 90. En aquel momento la cobertura no era ni mucho menos la que se alcanzó. Tardamos un año y pico en que fuera nacional y yo viví aquel proceso en primera persona. Aquí, aunque ya llevan 7 años funcionando, es ahora realmente cuando la gente va a enterarse. Es la única televisión autonómica de Madrid privada y tengo que puntualizar que la otra cadena la hacen ellos y la pagamos todos. En cambio, Onda Seis la pagamos nosotros y la hacemos todos. Ésa es nuestra principal diferencia.

Minerva Piquero (Se abre en ventana nueva)También tiene previsto recorrer los municipios de la Comunidad de Madrid para conocer de primera mano las quejas de los ciudadanos. Si a usted le dieran esa misma oportunidad ¿qué denunciaría?

Creo que hemos perdido absolutamente el control, los valores principales en nuestra sociedad con respecto a nuestros hijos. Creo que somos excesivamente permisivos; que hemos olvidado la palabra dada, las cosas de verdad, la buena intención; que nos falta mucho de buena educación. Vivimos en una sociedad en la que el único objetivo es hacerse rico y si puede ser a través de ser famosos, mejor, porque es más rápido; donde las personas mayores no tienen ningún valor y yo creo que son nuestro patrimonio y un tesoro. Me avergüenza cómo tratamos a las generaciones mayores. Creo que la corrupción apesta pero la hemos tenido siempre. Más que la corrupción económica me preocupa la del poder. Ya está bien de dirigentes políticos que olvidan con facilidad los intereses del pueblo para el que trabajan como servidores públicos y también los ideales del partido al que representan. La corrupción que da el poder me parece mucho más grave.

Recordando sus inicios en televisión resulta inevitable hablar de su larga etapa en Antena 3 TV como "la mujer del tiempo". ¿Le pesa en su currículo?

Ahora me siento orgullosa porque me lo dicen continuamente. Y no fui consciente en su momento. Estoy tremendamente agradecida de que haya sido el poso que ha quedado. Cuando empecé a hacerlo no tenía ni idea de meteorología; yo había hecho Periodismo, y me soltaban aquellas páginas con información incomprensible para mí. Soy muy exigente y entonces pensé ¡si no me entiende ni mi madre!; ¿para quién estoy contando el tiempo? ¿Para otros meteorólogos? Entonces intenté traducir aquellos términos espesos. Me di cuenta de que había muchas formas de decir que iba a llover y hacerlo práctico, ir a las consecuencias. Así, en lugar de decir que venía viento del Sahara yo decía mañana si lavan la ropa no la tiendan fuera, por ejemplo, porque va a caer agua sucia. A la gente le empezó a llegar mucho más. Así que de esos 14 años conseguí una popularidad bien ganada, sin vender mi vida personal. Eso me lo llevo puesto.

Usted ahora viene todos los días a trabajar a Pozuelo de Alarcón. ¿Tiene ocasión de disfrutarlo?

Vivo muy cerquita de Pozuelo ahora. Pero mis primeros cinco años de casada viví en la popularísima Avenida de Europa, cuando tenía dos restaurantes y poco más. Recuerdo que fueron unos años fantásticos, los fines de semana eran como estar de vacaciones, me iba con mi perro a comprar la prensa y ví cómo iba cambiando. Fui muy feliz. Después, como queríamos crecer como familia, me mudé. Pero sigo yendo muchísimo a la Avda. de Europa, a la farmacia, al veterinario...

Minerva Piquero (Se abre en ventana nueva)¿Qué es lo que más le agrada de Pozuelo?

Se ha pluralizado mucho. Había una parte más histórica con sus casitas y comercios y luego viviendas de gente con mejor nivel adquisitivo. Creo que en este crecimiento se ha hecho más ciudad. Hay muchas viviendas que han acogido muchas parejas recién casadas para empezar una nueva vida y se llenó de niños. A mí me gustaba mucho porque crea otro tipo de sociedad, de ambiente, me parecía un sitio muy privilegiado para vivir.

¿Cree que se podría mejorar algo?

Debo confesar que el ruido fue, si no la primera, sí la segunda causa por la que me marché. Llegó un momento en que había mucha actividad nocturna. Me consta que la Policía no daba abasto. Aquella zona se hizo insufrible e incómoda y por eso nos fuimos. Ahora ya he visto algunos cambios.

Por último, como asturiana que es, si le ofrecieran hacer "Asturias hoy" ¿se lo pensaría?

Me quedaría como estoy porque yo que he vivido en muchos sitios, ocho años en Méjico, cinco en EEUU, otros ocho en Asturias...; ya llevo 20 en Madrid y aquí han nacido mis hijos y mi marido y he echado raíces. Yo estoy donde está mi corazón y mi corazón está aquí. ¡Aunque nunca digas nunca jamás!