Pastora Soler, cantante: "Pozuelo lo tiene todo"

Pastora Soler (Se abre en ventana nueva)Nacida en tierras sevillanas, su trabajo le condujo a Pozuelo. Desde hace más de 10 años, compagina su estancia entre estos dos lugares que lleva en el corazón. Fuera de los escenarios, esta gran artista disfruta de una manera sencilla con las pequeñas cosas del día a día. Su gente y su hogar son algunas de sus grandes satisfacciones. Pronto tendrá otra, pues en octubre saldrá a la luz su nuevo disco, que lleva preparando intensamente desde marzo. Su música, que parte de la copla y alcanza el flamenco y el pop, sonará con nuevas letras en las que el amor y el desamor garantizan de nuevo su próximo éxito.
 
En Vive Pozuelo, nos preguntamos cómo nos dirigimos a usted, si como Pilar o Pastora. ¿Qué parte de usted hay en cada uno de estos nombres?

Os podéis dirigir a mi como queráis. Pilar es la persona, Pastora la artista, pero al final hay mucho de Pastora en Pilar y de Pilar en Pastora. Ambos nombres me ayudan a diferenciar el plano personal del profesional.

¿Cómo es el día a día de una artista de su talla?

Cuando no estoy trabajando suelo estar en Sevilla y mi día a día es bastante sencillo. Me gusta hacer las labores de mi casa, cocinar, hacer deporte, estar con mi familia y amigos... Cuando estoy de gira o de grabación como ahora, mi vivienda habitual es la de aquí de Pozuelo y estoy totalmente concentrada en el cuidado de la voz y en descansar mucho para tener mucha energía.

Tras más de 20 años dedicada a la música, su trayectoria ha sido ejemplar. En su tierra ya se hablaba del nacimiento de una estrella, y no se equivocaron. ¿Cómo recuerda sus inicios? ¿Vislumbraba entonces su carrera?

Desde que era niña mi pasión era cantar, lo hacía siempre en familia y con amigos, hasta que a los 15 años grabé mi primer disco y empezó mi carrera profesional, aunque muy poco a poco, ya que lo prioritario era seguir estudiando, pero tuve la oportunidad y la suerte de empezar a desarrollar lo que había sido mi gran sueño. Con mucho esfuerzo y trabajo, pero sobre todo, ¡ilusión!

Pastora Soler (Se abre en ventana nueva)Copla, flamenco y pop identifican su cante. Son tres géneros totalmente diferentes, pero en usted suenan especialmente bien. ¿Qué le aporta cada uno de estos estilos? ¿Cómo logra esta perfecta fusión?

Para mí cada uno de los estilos es muy importante. La base ha sido siempre la copla y a partir de ahí he ido evolucionando hasta encontrar mi estilo y mi sonido.

En cuanto al panorama musical español ¿En qué ayudaría para mejorar la situación?

Ayudaría que el público se convenciera que hay que pagar por consumir música, que se vendieran discos como antes, porque así se seguiría apostando por los nuevos talentos y por nuestra cultura en general.

Por otra parte y por su experiencia en apoyar a artistas españoles en certámenes como Eurovisión, en el que actualmente no nos acompaña mucho la suerte ¿Cómo cree que la música española puede conquistar el oído europeo?

Creo que no sólo en Eurovisión, sino en todo en general, siendo auténticos y teniendo identidad.

¿Qué consejos podría dar a quienes se inician en esta profesión?

¡Paciencia, vocación, tesón, ilusión! Hay que estudiar mucho y saber rodearse de un buen equipo.

Volviendo a su trabajo, destacamos que en sus diferentes discos ha contado con la colaboración de grandes artistas como Alejandro Sanz, Manuel Carrasco, Malú, Raphael, Miguel Poveda. ¿Qué ha supuesto encontrarse con ellos?

Una de las cosas más bonitas de esta profesión es poder cantar o estar sobre el escenario con artistas a los que admiras. Yo he tenido la suerte de compartir momentos mágicos con artistas que escucho a diario y lo más importante es aprender de cada uno de ellos.

Asimismo podríamos decir de los productores. Uno de ellos ha sido Carlos Jean quien, actualmente, triunfa con su nueva apuesta por la música. En su carrera ¿En qué le ayudó a innovar?

Mi etapa con Carlos Jean, que fue productor de dos discos, fue muy importante y me marcó mucho porque me ayudó a encontrarme como artista. Me permitió ser yo, involucrarme mucho en la producción y aprender de su gran talento.

En sus canciones, el hilo conductor son las razones del corazón. ¿Es una fuente inagotable de inspiración?

Siempre el amor y el desamor es el principal tema de mis canciones. Es lo que más me permite conectar con el público porque es como más se pellizca el corazón de quien te escucha.

Todo su trabajo concluye, afortunadamente y como debe ser, cosechando grandes éxitos y triunfos. Cuenta como mínimo con 3 discos de platino y otros 4 discos de oro. ¿No le da un poco de vértigo? ¿Qué sensación se tiene?

Todo lo conseguido hasta ahora es algo que te avala y muy gratificante, pero el número de discos vendidos en estos momentos es lo que menos importa, porque ya se venden pocos. Ahora hay que trabajar mucho más y llegar al máximo público posible.

Pastora Soler (Se abre en ventana nueva)Esa sensación se repite de alguna manera sobre los escenarios. ¿Qué perspectivas tiene para estos meses?

En estos momentos estoy grabando el nuevo disco que verá la luz en octubre y compaginándolo con los conciertos en directo... Y entre una cosa y otra disfruto del verano de Pozuelo y de las playas de Huelva y Málaga.

¿Dónde la podremos ver, con qué nos sorprenderá?

A partir de septiembre estaré presentando el primer single de este nuevo disco y presentándolo en directo.

Y para después del verano, habrá nuevo disco. ¿Cómo va su desarrollo?

Si todo va bien, saldrá en octubre. Estoy de lleno trabajando en él desde el mes de marzo.

Su salto al panorama internacional, también es muy importante. Turquia, Miami, o próximos destinos como Puerto Rico, saben y conocen su talento. ¿Qué les diferencia del público español?

El público latino es muy respetuoso, valora mucho al artista, es muy cálido... Y en mis experiencias en países árabes me he sorprendido mucho porque también es un público muy cariñoso, a pesar de la barrera del idioma.

¿Qué se echa de menos cuando se está tanto tiempo fuera de casa?

Sobre todo a la familia y los amigos.

Y después de tantos años viviendo en Pozuelo, ¿Es más pozuelera que sevillana?

Estoy muy a gusto en Pozuelo. Aquí se vive muy bien, hay mucha vida en la calle y a la vez tranquilidad, ¡Este lugar lo tiene todo! Pero la tierra de uno tira mucho. Primero soy sevillana y despues pozuelera.

Pero seguramente cada Jueves Santo no falte a su cita con la Virgen de la Macarena. ¿Cómo se vive ese momento?

Es un momento mágico, cantar la saeta a la Macarena es una tradición que vengo cumpliendo desde los 12 años excepto este año porque me encontraba en Miami. Pero si el trabajo y mi voz me lo permiten lo seguiré haciendo siempre. ¡Es algo único!

Y qué tiene Pozuelo para haberlo elegido como lugar de residencia?

Cuando empecé a buscar piso para trasladarme a Madrid, yo no conocia Pozuelo, y fueron unos buenos amigos que viven en Aravaca los que me trajeron aquí. Fue en el año 2001. Recuerdo que estaba todo nevado, paseé por la Avenida de Europa y comprobé la vida y actividad que tenía, las numerosas zonas verdes y amplitud, sin tráfico ni agobios y tan cerca de Madrid... Era perfecto en ese momento y lo mejor es que con el tiempo me he ido encontrando cada vez más aquí.

Su día a día en Pozuelo podría definirse como...

Normalmente siempre estoy aquí en épocas de trabajo, pero después de una jornada me encanta hacer footing, pasear por sus zonas verdes o terminar el día tomando unas tapas por la Avenida de Europa.

Donde se le podría encontrar...

Últimamente en el Zielo, de compras o paseando por el pueblo y sus parques.

Por el contrario, si en sus manos tuviera la oportunidad de mejorar algo ¿Qué es lo que haría?

Creo que esta ciudad ha ido evolucionando de manera muy positiva, ¡no sabría cómo mejorarla!